Tarta de zanahoria

Encuentra las mejores recetas

Carrot cake

Carrot cake

La receta de hoy es una carrot cake clásica, sin ingredientes adicionales como nueces, pasas, piña, puré de manzana o substitutos de la zanahoria.

Pero no por ello es menos deliciosa. Queda una carrot cake perfectamente condimentada, super jugosa, con un bizcocho lleno de zanahoria rallada y un glaseado perfecto.

Por eso es necesario por lo menos medio kilo de zanahorias recién ralladas. Son las que marcan la diferencia , el sabor y ayudan a conservar toda la jugosidad y humedad que necesita el bizcocho.

Y no te preocupes por el sabor, las zanahorias se mezclan con la masa cuando se hornean.

Puedes utilizar una mandolina para rallar finamente las zanahorias, ya que si lo haces a mano, tardarás un buen rato.

INGREDIENTES

Ingredientes para el bizcocho de zanahoria:

  • 365 ml de aceite vegetal
  • 200 gr de azúcar
  • 220 gr de azúcar moreno
  • 6 huevos
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 400 gr de harina
  • 1 cucharada de canela molida
  • 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1 cucharadita de levadura (tipo Royal)
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada molida
  • 1 pizca de clavo
  • 500 gr de zanahorias finamente ralladas

(opcional: 100 gr de nueces picadas o 60 gr de pasas)

Ingredientes para el glaseado de queso cremoso:

  • 225 gr de queso cremoso, a temperatura ambiente
  • 200 gr de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 750 gr de azúcar glas (o más si es necesario)

CÓMO HACER EL BIZCOCHO DE ZANAHORIA:

  1. Precalienta el horno a 180 ºC. Engrasa 3 moldes de 20 cm (o 2 moldes de 22 cm) con mantequilla y luego añade harina y elimina el exceso.
  2. En el bol de la amasadora, añade el aceite, el azúcar blanco y el azúcar moreno, y mézclalo hasta que estén integrados los ingredientes.
  3. Incorpora los huevos de uno en uno, después el extracto de vainilla, y sigue mezclando a velocidad media.
  4. En un recipiente aparte, tamiza la harina, la canela, el bicarbonato de sodio, la sal, la levadura, la nuez moscada y el clavo de olor.
  5. Cucharada a cucharada y sin dejar de mezclar, agrega los ingredientes secos al bol, bajando los ingredientes que se queden pegados en las paredes con una espátula.
  6. Por último, añade la zanahoria rallada y mezcla a mano justo hasta que se incorpore. Es el momento de agregar nueces o pasas si quieres.
  7. Vierte la mezcla en los moldes, poniendo la misma cantidad en cada uno, y mételo en el horno durante 25 minutos (comprobando con un palillo si nuestro bizcocho está hecho completamente).
  8. Saca los moldes del horno y deja que enfríe en el molde 10 minutos. Después desmolda y deja que enfríe completamente encima de una rejilla. Después, introdúcelo en la nevera durante unos minutos para que se endurezca y sea más fácil cortarlo.
  9. Enrasamos los bizcochos con un cuchillo o una lira, eliminando el copete que se crea por encima para que todos los bizcochos tengan la misma altura. Reserva los bizcochos y haz el glaseado de queso.

CÓMO HACER EL GLASEADO DE QUESO CREMOSO:

  1. Utiliza una batidora eléctrica para batir el queso cremoso con la mantequilla durante 1 minuto, hasta que esté suave. Agrega la sal y el extracto de vainilla y continua batiendo. Ve añadiendo gradualmente el azúcar glas hasta que adquiera la consistencia que quieras.

Pon como base un bizcocho, unta encima una capa de glaseado, tápalo con otro bizcocho, vuelve a untar otra capa y finaliza con otro bizcocho.

Cubre toda la tarta con el resto del glaseado, esparciéndolo con una espátula. Para conservar esta tarta, puedes introducirla en el frigorífico hasta por 4 días.