Encuentra las mejores recetas

Tarta de zanahoria y queso

Si juntas la tarta de zanahoria y la tarta de queso ¿que dan? Pues una deliciosa y suave tarta de zanahoria y queso. Si te gusta la tarta de zanahoria o la tarta de queso, tienes que probar esta tarta.

Es cierto que el proceso es un poco largo, pero el resulta, como podéis ver, vale la pena. La parte más difícil es la espera.

Tarta de zanahoria y queso

Sí, esta tarta requiere un largo período de enfriamiento y refrigeración, pero la paciencia vale la pena una vez que introduces un pedazo de esta tarta divina.

Ingredientes para 10 porciones:

Para la tarta de queso.

Para la tarta de zanahoria.

Para el glaseado.

Procedimiento:

En primer lugar, calienta el horno a 180 ºC y unta mantequilla en un molde redondo de 22 cm de diámetro.

En un bol grande o en de la amasadora si la tienes, mezcla el azúcar y la cucharadita y media de harina. Añade el queso cremoso y mezcla todo a velocidad baja.

Incorpora los huevos de uno en uno, mezclando después de cada adición, después el extracto de vainilla, y por último la crema agria.

Vierte la mezcla en otro recipiente, y resérvalo. Limpia el mezclador y el bol.

En un bol aparte, tamiza la harina, el bicarbonato, la levadura, la sal, la canela y la nuez moscada. Reserva.

Añade al bol de la amasadora el aceite de girasol, la compota de manzana, el azúcar blanco, el azúcar moreno, los huevos y el extracto de vainilla. Mezcla a velocidad baja durante 1 minuto.

Lentamente incorpora los ingredientes secos tamizados, y mezcla hasta que quede bien mezclado. Agrega las zanahorias ralladas y vuelve a mezclar hasta que se distribuyan uniformemente.

Vierte aproximadamente 2/3 de la masa de zanahoria en el molde (previamente engrasado). Vierte ahora aproximadamente 1/3 de la masa de queso a cucharadas sobre la capa de la tarta de zanahoria (sin remover).

Ahora vierte el resto de la masa de zanahoria a cucharadas sobre la capa de queso, y por último, vierte el resto de la masa de queso sobre la capa de la tarta de zanahoria, tratando de cubrir toda la mezcla de pastel de zanahoria.

Introduce el molde en el horno durante 60-65 minutos, los 40 últimos minutos, cubre la tarta con papel de aluminio (sin que toque la tarta o se pegará), para que no se queme por la superficie.

Sácalo del horno y deja que enfríe sobre una rejilla durante media hora. Luego puedes introducirlo en el frigorífico durante al menos 6 horas o toda la noche.

Para hacer el glaseado:

Bate el queso cremoso y la mantequilla a velocidad baja, hasta que esté suave. Incorpora el azúcar glas, la crema agria y el extracto de vainilla, y mézclalo todo durante unos 4-5 minutos.

Cuando la tarta de zanahoria y queso haya reposado, reparte uniformemente el glaseado por la superficie de la tarta. Decora los bordes con las nueces picadas y vuelve a introducir la tarta en la nevera durante 2 horas.